Europa sufre una enorme ola de contagios de covid-19 cuando se acercan las celebraciones navideñas. A pesar de que la campaña de vacunación contra el virus comenzó hace casi un año, en muchos países la baja tasa de inmunidad amenaza con endurecer el invierno.

Por eso, muchos países europeos han endurecido o están estudiando establecer nuevas medidas para frenar el avance del coronavirus ante la alerta de la nueva variante ómicron. Así, Austria ha ampliado el confinamiento nacional decretado otros diez días, Alemania plantea la obligatoriedad de la vacuna, Portugal entra este miércoles en estado de calamidad y Francia ha impuesto restricciones a los vuelos procedentes de fuera de la Unión Europea.

 

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER