Al exciclista se le retiraron todos sus títulos al ser acusado de dopaje.

El pasado mes de abril saltó la bomba: el periodista francés experto en ciclismo, Antoine Vayer, aseguró que Lance Armstrong habría podido haberse ayudado de la tecnología para ganar sus carreras. Según detalló el periodista, un gesto repetido en sus carreras habría delatado al estadounidense. Y es que este, siempre tocaba la parte trasera de su asiento antes de aumentar notablemente su velocidad.

 

Tal y como se podía ver en las imágenes publicadas por Vayer, se trataría de unos diminutos dispositivos de apenas 800 gramos que resultarían muy fáciles de disimular dentro de una  bicicleta. Estos están compuestos por un motor que llega a producir 500W de potencia y una batería que cabe dentro de la botella que utilizan los ciclistas.

Ahora, meses después, se ha detallado cuál podría ser el motor que habría utilizado el propio Lance Armstrong para ganar sus carreras.

En el Campeonato Mundial de ciclocrós sub23 de 2016, el ciclista belga Van den Driessche fue descubierto llevando en su bicicleta un sistema que podría ser el mismo que hubiera utilizado en su día el estadounidense: fabricado por la empresa Typhoon y capaz de generar 250 W de potencia.

El tamaño de sus sistema Typhoon E-assist es imperceptible a simple vista, por lo que una vez montado en una bicicleta quedaría totalmente escondido. Este motor eléctrico patentado e incorporado al eje del pedalier es capaz de proporcionar hasta tres niveles de asistencia eléctrica: 50-70 W, 130-160 W y 250 W.

El control se realiza mediante un botón remoto situado en el manillar a través de tecnología bluetooth. Algo que permite que no tenga cables, y por tanto, sea más fácil de esconder. Además, la batería que alimenta el mencionado motor se puede esconder dentro del bidón de agua.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER