Ya sea por empatía hacia los animales, por el medioambiente o por salud, cada vez son más los que deciden dejar de comer carne o reducir su consumo. Según un informe de The Green Revolution 

Ante el aumento de la población veggie, muchas empresas alimentarias han implementado en sus marcas productos sustitutivos a todo aquello que proviene de los animales, como la carne o la leche. Ahora, la compañía Future Meats ha anunciado que abrirá una planta de producción de carne de cultivo en Rehovot (Israel).

Esta instalación será la primera en el mundo que se dedicará a fabricar carne que provenga de células cultivadas de manera industrial. Según Future Meats, con esta fábrica se producirán diariamente 500 kg de carne cultivada, lo equivalente a 5.000 hamburguesas aproximadamente.

Planta de fabricación de carne artificial de Future Meat en Israel.
Planta de fabricación de carne artificial de Future Meat en Israel.

Rom Kshuk, director general de la compañía asegura que su negocio podrá replicarse fácilmente en otras localizaciones: “La apertura de estas instalaciones supone un gran paso en el camino de Future Meat Teechnologíes hacia el mercado, ya que sirve como elemento fundamental para llevar nuestros productos a las estanterías en 2022”.

De momento, para lograr su objetivo Kshuk ha explicado para el diario Israel Hayom que “tener una línea industrial en funcionamiento acelera procesos clave como la regulación y el desarrollo de productos”.

En primer lugar, esta nueva planta producirá pollo, cerdo y cordero cultivados, sin embargo, se prevé que pronto comenzarán en desarrollar carne de vacuno también cultivada. Future Meats afirma que este tipo de producción reduce las emisiones de CO2 un 80% y emplea un 99% menos de tierra, por lo que se usa un 96% menos de agua con respecto a la producción tradicional de carne.

Nuestro objetivo es hacer que la carne cultivada sea asequible para todo el mundo –apunta el profesor Yaakov Nahmias, fundador y director científico de la empresa isrealí-, garantizando al mismo tiempo que producimos alimentos deliciosos que son a la vez saludables y sostenibles”.

Nahmias estima que su sistema de producción podrá alcanzar costes similares a los de la producción tradicional de carne y, además, “alcanzar densidades de producción 10 veces superiores al estándar industrial”.

Future Meat tiene previsto comenzar a venderse en los supermercados estadounidenses en 2022, pero, para ello debe conseguir el permiso de la FDA, la agencia que regula los alimentos del país. Ahora, la empresa está buscando nuevas localizaciones para abrir nuevas fábricas en Estados Unidos.