Asistencia Federal de $31.3 millones se usará en viviendas asequibles, expansión de servicios,  organizaciones sin fines de lucro y empresas afectadas por pandemia

La mitad del dinero que se espera de la Ley de Recuperación Estadounidense, alrededor de $15.6 millones, se gastará durante el año, dijo el martes el administrador del condado Jason Brown a los comisionados del condado.

Se destinarán alrededor de $500,000 para ayudar a las organizaciones sin fines de lucro que no han podido obtener la misma asistencia COVID-19 que las pequeñas empresas a mantener sus puertas abiertas. Los comisionados se han mostrado reacios a crear un fondo sin criterios establecidos para evitar parecer que favorecen a algunas organizaciones sin fines de lucro sobre otras, o usar dinero público para apoyar a grupos a los que algunos pueden oponerse religiosa o políticamente.

Los comisionados acordaron establecer criterios estrictos para los grupos que serían elegibles para subvenciones de $5,000 a $10,000. Los criterios podrían incluir una relación existente con el condado, evidencia de actividad y registros contables. La comisión debe aprobar los criterios.
Se asignarán $ 500,000 adicionales para salud mental y abuso de sustancias, una necesidad que la comisionada Susan Adams dijo que ha aumentado durante el año pasado.

Aproximadamente $12 millones se gastarán en agua / alcantarillado e infraestructura de banda ancha. Aproximadamente $4 millones se destinarán a un estudio de las necesidades de banda ancha del condado y para abordar posibles soluciones, dijo Brown. Durante la pandemia, cuando los estudiantes estaban aprendiendo de forma remota y muchas personas trabajaban desde casa, el condado notó una necesidad, particularmente en Fellsmere, dijo Brown. Aproximadamente $6 millones se utilizarán para la actualización planificada de $16 millones para la planta de tratamiento de agua del sur del condado y $2 millones para el programa de fosas sépticas a alcantarillado del condado, dijo.

Se gastarán alrededor de $6 millones para ayudar al condado a recuperar los ingresos perdidos el año pasado cuando los programas e instalaciones como el Edificio Intergeneracional cerraron debido a la pandemia. El condado planea gastar alrededor de $4.5 millones para ayudar a las personas afectadas por la pandemia a encontrar viviendas asequibles, incluida la ayuda con el pago inicial de las viviendas. Cerca de $275,000 ayudarán a promover el turismo y $1 millón para ayudar a las pequeñas empresas a recuperarse de la pandemia, dijo Brown.
El programa no incluye asistencia hipotecaria o de alquiler, que todavía está disponible a través de la Ley CARES, dijo Brown.