La candidata a la alcaldía del municipio mexicano de Moroleón por el partido Movimiento Ciudadano, Alma Rosa Barragán Santiago, fue asesinada la tarde de este martes mientras encabezaba un evento proselitista, en el estado de Guanajuato, en el centro de México.

“Condenamos enérgicamente el atentado en el que perdió la vida Alma Barragán, candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Moroleón”, escribió en Twitter la secretaria de Gobierno de Guanajuato, Libia Dennise García Muñoz Ledo, minutos después del asesinato.

Una pareja frente a un retrato callejero de George Floyd

El ataque ocurrió cerca de las 18.00 horas (23.00 GMT) en Moroleón, la misma ciudad en donde hace ocho días el candidato a diputado local por la alianza conformada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), Juan Guzmán Ramírez, sufrió un ataque armado, pero sobrevivió.

Ataque en el mitin

La candidata de Movimiento Ciudadano (conocido también como movimiento naranja, por el color del partido) se encontraba en un evento de campaña, en la periferia del municipio, a escasos 4 kilómetros de donde ocurrió el ataque a Guzmán Ramírez, cuando fue atacada a balazos. La candidata murió en el lugar, y otras dos personas resultaron heridas por lo que fueron trasladadas al hospital.

Poco antes del atentado, Barragán Santiago había publicado en redes sociales un vídeo invitando al acto.

En un comunicado, el partido exigió a las autoridades “pronta justicia, una investigación profunda y castigo a los responsables de este indignante suceso”.

Tercera candidata asesinada

A este mismo partido pertenecía Abel Murrieta Gutiérrez, exprocurador de justicia del estado de Sonora y candidato a la alcaldía de la ciudad de Cajeme, quien el 13 de mayo fue asesinado en un acto de campaña.

Barragán es la tercera candidata que es asesinada en este proceso electoral en Guanajuato, estado que desde 2018 concentra la mayor cantidad de homicidios dolosos cometidos en México.

La campaña electoral en México está marcada por una fuerte violencia, con al menos 88 políticos asesinados, 34 de los cuales eran aspirantes o candidatos, según la consultora Etellekt.

En medio de este clima violento, México celebrará el 6 de junio su jornada electoral para elegir a los 500 diputados federales, 15 de 32 gobernadores estatales, 30 congresos locales y 1.900 ayuntamientos, en lo que se consideran las elecciones más grandes del país.