Por primera vez, desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo, el número total de cruces fronterizos de inmigrantes indocumentados en un mes no registró un aumento importante, registrando un incremento de solamente el 3 %, en el mes de abril.

 

Los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) han proyectado el arribo de un mayor número de adolescentes y niños, así como de familias migrantes en los próximos meses, pero ambos grupos disminuyeron modestamente en abril, y el único grupo demográfico que llegó en mayor cantidad fue el de inmigrantes sin familiares y adultos, según muestran los datos de CBP.

Los arrestos y detenciones realizados por las autoridades de inmigración a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México aumentaron levemente en abril a 178,622, el total más alto en un mes en dos décadas, según los datos de CBP publicados el martes, pero una disminución en el número de adolescentes y niños que llegan sin sus padres contribuyó a aliviar la presión sobre la administración Biden por su política migratoria.

Aunque el número de adultos arrestados por agentes estadounidenses a lo largo de la frontera se disparó a más de 111,000 en abril, el total mensual más alto en más de una década, CBP continúa usando la orden de salud pública del Título 42 para devolver rápidamente a la mayoría de ellos a México.

Muchos inmigrantes lo intentan una y otra vez, buscando evadir a la Patrulla Fronteriza, y CBP ha informado que alrededor del 40 % de los adultos que arresta son “reincidentes”. Los ciudadanos mexicanos constituyen la mayor proporción de los adultos solteros que intentan ingresar sin autorización a Estados Unidos.

Autoridades de Estados Unidos consideran que los cruces de inmigrantes indocumentados se han estabilizado en parte como resultado de la aplicación más estricta de las leyes migratorias por parte de las autoridades mexicanas, que han desplegado a 10,000 soldados y policías a lo largo de la frontera sur de México con Guatemala.

El número de niños inmigrantes no acompañados que fueron puestos bajo custodia de CBP el mes pasado disminuyó un 9 %, según muestran las últimas estadísticas de la agencia.

La administración de Biden logró importantes avances en abril para aliviar el hacinamiento de adolescentes y niños en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, y abrió refugios de emergencia en centros de convenciones, bases militares y otros sitios temporales, que están supervisados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HSS).

La cantidad de adolescentes y niños sin familiares bajo custodia de CBP, que no tiene instalaciones adecuadas para la atención de menores, se redujo de más de 5,700 a menos de 500 según los datos publicados el martes, como resultado de menos cruces de niños sin familiares y también por el incremento de los refugios de emergencia para atenderlos.

El HHS tiene más de 20,000 niños inmigrantes bajo su cuidado, pero los funcionarios del gobierno dicen que han reducido la cantidad de tiempo que les lleva examinar a sus posibles patrocinadores adultos, lo que les permite liberar a los niños más rápido.