Beber agua es una acción muy sencilla que no requiere ninguna complicación, tan solo debemos abrir el grifo o la botella para poder hidratarnos, pero ¿alguna vez hemos llegado a pensar en cómo es el procedimiento de conseguir agua potable y cuánto tiempo se requiere? Afortunadamente, nosotros podemos beber agua sin ningún tipo de complicación, sin embargo, los países subdesarrollados no pueden contar con este recurso tan básico.

Cuando alguien es capaz de inventar una máquina que saca agua potable ‘de la nada’, en concreto de la humedad del aire, se etiqueta como el invento del año, pero sin ir más lejos debes saber que esta máquina existe gracias a una empresa española. Aquaer Generators ha empezado a suministrar agua potable en las zonas más afectadas, asimismo, el cabecilla de este proyecto es Enrique Veiga, un gallego de 82 años que inventó la máquina durante una sequía que tuvo lugar en España durante la década de los 90.

Enrique Veiga declaraba que “el objetivo es ayudar a la gente y llegar a lugares como campos de refugiados que no tienen agua potable. Nuestra idea no es solo hacer un dispositivo que sea efectivo, sino también que sea útil para las personas que tienen que caminar kilómetros para buscar agua o hacer pozos”.

Mecánica de uso de los dispositivos

Esta maravillosa innovación emplea la electricidad para enfriar el aire hasta que se condensa en agua, además, los generadores aprovechan la humedad para condensarla en una instalación frigorífica. Su montaje es muy sencillo, ya que estos generadores se instalan en el exterior sobre una superficie cimentada que están aislados y protegidos del óxido y rayos solares ultravioletas.

Dichas máquinas funcionan a temperaturas de hasta 40º C y pueden manejar una humedad entre el 10 y 15%. Además, afirman que pueden llegar a producir de 50 a 75 litros de agua al día, teniendo en cuenta que las versiones de mayor tamaño pueden extraer y generar hasta 5.000 litros de agua potable en una jornada.Esperemos que con este invento español se pueda ayudar a los países más desfavorecidos para combatir este problema.