El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos están haciendo sonar las alarmas sobre una rara enfermedad que parecía solo prosperar en climas tropicales, en especial en el sur de Asia y norte de Australia, que ya ha sido detectada en varios casos, incluso mortales, en el país.

De acuerdo con la CDC, son dos personas que han muerto y otras dos más se infectaron pero lograron recuperarse con melioidosis, una enfermedad que nunca antes se había detectado en Estados Unidos.

La melioidosis se detectó en pacientes de GeorgiaKansasTexas Minnesota, informó LiveScience. Los únicos otros casos conocidos de melioidosis en los EEUU fueron en las Islas Vírgenes y Puerto Rico en el Caribe, es decir por fuera de la plataforma terrestre del país.

Ninguno de los cuatro pacientes afirmó haber viajado fuera del país antes de enfermarse entre marzo y julio de este año.

El CDC “cree que la causa más probable es un producto importado (como un alimento o bebida, productos de cuidado personal, de limpieza o medicamentos) o un ingrediente en uno de esos tipos de productos”

Los investigadores han tomado más de 100 muestras de suelo, agua y productos comunes utilizados en y alrededor de la casa de cada paciente para descubrir un vínculo entre los cuatro casos, pero hasta ahora no han encontrado una fuente común. Sin embargo, la secuenciación del genoma de la bacteria ha revelado que los cuatro casos probablemente estén relacionados de alguna manera.

Una sala de cuidados intensivos durante la pandemia del covid (Foto EFE)

La melioidosis es causada por la bacteria Burkholderia pseudomallei y puede tardar varias semanas en aparecer después de la exposición al patógeno. Los síntomas incluyen tos y dificultad para respirar, fatiga, náuseas, vómitos, fiebre intermitente y erupciones corporales.

Los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad incluyen diabetes, enfermedad hepática renal, enfermedad pulmonar crónicacáncer u otra condición que debilite el sistema inmunológico.

Uno de los casos conocidos de melioidosis, que involucró a una niña de 4 años, se publicó recientemente en Texas. La niña en edad preescolar Lylah Baker no tenía factores de riesgo conocidos para la enfermedad cuando enfermó en mayo. Lylah pasó un mes en la unidad de cuidados intensivos del Children’s Medical Center Dallas, requiriendo un ventilador y eventualmente sufriendo daño cerebral.

Era una niña sana y típica a punto de comenzar el pre kínder en el otoño, sin problemas de salud subyacentes anteriormente. No quiero decir nada “, dijo Ashley Kennon, la tía del niño.

“Así que definitivamente fue una gran sorpresa para todos los que no sabían de dónde venían [las bacterias]”, agregó.

Lylah está convaleciente en Our Children’s House Dallas. Los CDC instan a los médicos a estar al tanto de los síntomas de la melioidosis independientemente de la ubicación y los viajes de sus pacientes.