Aparatoso y dramático accidente de metro en la capital mexicana. Una vía elevada se rompió al paso del tren y se desplomó desde una altura de unos 20 metros. Dos vagones impactaron contra el suelo y quedaron en forma de “V”. El suceso ha dejado al menos 23 muertos y 79 hospitalizados, según el último balance oficial.

El siniestro ocurrió sobre las 22.20 hora local del lunes entre las estaciones de Olivos y Tezonco de la polémica línea 12 del metro de la Ciudad de México, una obra que ya había presentado fallas pese a ser la más moderna del sistema.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que se investigará “a fondo” el accidente y aseguró que “no se va a ocultar absolutamente nada”, porque el “pueblo de México tiene que conocer toda la verdad”.

“Se va a hacer una investigación a fondo, sin miramientos de ninguna índole, buscando conocer la verdad, qué fue realmente lo que sucedió”, dijo este martes en su conferencia matutina en el Palacio Nacional.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de México anunció este martes que solicitará un peritaje internacional para averiguar las causas del trágico accidente.

La obra se finalizó el 30 de octubre de 2012, cuando el actual canciller mexicano, Marcelo Ebrard, era alcalde de la capital, entonces el Distrito Federal.

Un peritaje internacional

El Gobierno de la Ciudad de México solicitará un peritaje internacional para averiguar las causas del trágico accidente. “Estamos buscando una empresa internacional con certificado tanto en metro como en asuntos estructurales para que haga un peritaje técnico externo y poder llegar a las causas de este lamentable incidente”, indicó la alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum.

“Mi posición es que debemos llegar a la verdad de las causas de este lamentable incidente y que para ello necesitamos expertos tanto de la Fiscalía General de Justicia como de una entidad externa e imparcial que haga el peritaje y todos los estudios”, dijo.

La alcaldesa fue la encargada de actualizar el balance de víctimas: Al menos 23 fallecidos -dos murieron en el hospital- y 79 personas ingresadas.

Cuatro de las víctimas mortales todavía siguen dentro del tren desplomado por las dificultades de rescatar los cadáveres. De entre los hospitalizados, hay 19 mujeres y 60 hombres. Tres son menores de edad y tres adultos mayores.

“Pensamos que había sido una explosión de gas”

Eduardo García, vecino del lugar, contó a Univision Noticias: “Escuché como una explosión, pensamos que había sido un tanque de gas estacionario (…) ya había colapsado la columna, ya habían dicho que se iba a caer, pero no hicieron caso. Estábamos jugando fútbol en la colonia cuando escuchamos… no pensábamos esto. Salió bastante gente corriendo, nos soltamos todos corriendo y vimos a las ambulancias”.

Al lugar llegaron los servicios de emergencia para atender a víctimas y para remover el convoy desplomado, así como los restos dañados de la estructura. Imágenes de la televisión en directo mostraban a decenas de rescatistas y bomberos sacando a los pasajeros del interior de los vagones, entre fierros retorcidos y cables.

Las autoridades explicaron que el problema se originó por el vencimiento de una trabe justo cuando pasaba un tren y un automóvil quedó aprisionado debajo. La estructura estaba a unos cinco metros de altura por encima de la avenida.