LMLB enfrenta otra polémica en medio de la temporada. Las Grandes Ligas detectaron el uso de sustancias pegajosas en lanzadores para mejorar el agarre y ante el inminente nuevo protocolo para evitarlas tres equipos podrían acceder a que los umpires revisen a los lanzadores.

El uso de sustancias que mejoran o cambian las trayectorias de las pelotas ha sido el sucio secreto de la MLB por mucho tiempo, en donde los dueños de las franquicias se unieron en un ‘pacto’ para evitar que sus jugadores sean revisados, pero este acuerdo podría venirse abajo.

En el informe se dice que tres dueños buscarían que esto sea más abierto y justo para todas las partes, por lo que pedirían que al detectarse algo extraño en los lanzadores se podría pedir que los revisen.

Se espera que en los siguientes días la liga mande un memorándum a los equipos en el que se les pedirá dejar de fomentar esas prácticas, además de los pasos a seguir si un lanzador es descubierto.