Debido al aislamiento y las restricciones sanitarias, la virtualidad se ha convertido en parte fundamental de la nueva realidad, para poder seguir trabajando, estudiando y compartiendo compartiendo con amigos y seres queridos. No obstante, también ha dejado de ser un aliado y ha revelado el lado íntimo de muchos descuidados.

En las ahora típicas reuniones por aplicativos de video conferencia se ha vuelto común que los niños se entrometan en medio de la cámara, que un familiar pase por detrás cuando hablas con tu jefe o hasta casos se han visto de estudiantes que se duermen en medio de una clase.

Hasta ahí, son comportamientos que pueden robarnos una sonrisa y que pueden ser dignos de un especial de inocentes. Pero hay personas que van más allá y abren toda su intimidad en las reuniones virtuales. Literalmente.

Ese es el caso de un abogado en Perú, identificado como Héctor Paredes, quien de forma imprudente tuvo relaciones sexuales en medio de una audiencia pública en la que se definía la prisión preventiva para un alcalde señalado de tener nexos con un grupo criminal.

La cámara pudo registrar el momento de intimidad en el despacho del jurista, acto que generó indignación con los participantes del proceso, por lo que juez titular de la audiencia pidió que las imágenes quedaran grabadas para presentar el caso ante la Fiscalía y el colegio de abogados.

La Corte Superior de Justicia del Perú también se pronunció y ordenó relevar al abogado Paredes de su función de defender al alcalde por el hecho ya mencionado.