Algunos alimentos que consumen los humanos pueden ser venenosos, o incluso mortales en algunos casos, para los perros. La ASPCA (Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales), el Pet Poison Helpline, un centro norteamericano autorizado para tratar el envenenamiento de animales, la Asociación Médica Veterinaria Americana, y el American Kennel Club, para elaborar un listado de 25 alimentos comunes que los perros deben evitar.

1- Alcohol

“Bajo ninguna circunstancia se debe dar a su mascota nada de alcohol”, advierte la ASPCA. Las bebidas y los alimentos que contienen alcohol pueden ser potencialmente mortales para los perros. También pueden causar “vómitos, diarrea, disminución de la coordinación, depresión del sistema nervioso central, dificultad para respirar, temblores, acidez anormal de la sangre, coma”, señala.

2-Manzanas

Las semillas de las manzanas son tóxicas para los perros porque contienen cianuro. Las semillas pueden ser “especialmente tóxicas en el proceso de debilitamiento”, advierte la ASPCA.

(Foto: Shutterstock)

3-Cerezas

A excepción de la parte carnosa alrededor del carozo, las cerezas también contienen cianuro. “El cianuro interrumpe el transporte celular de oxígeno, lo que significa que las células sanguíneas de su perro no pueden obtener suficiente oxígeno. Los síntomas de intoxicación por cianuro incluyen pupilas dilatadas, dificultad para respirar y encías rojas”, señala el American Kennel Club (AKC).

4- Duraznos

Al igual que las semillas de las manzanas y los carozos de las cerezas, los carozos de los duraznos también contienen cianuro y son venenosos para los perros.

5-Cítricos

Los tallos, las hojas, las cáscaras, los frutos y las semillas de los cítricos contienen diversas cantidades de ácido cítrico y aceites esenciales. Pueden causar irritación, así como “posiblemente incluso depresión del sistema nervioso central si se ingieren en cantidades significativas”, señala la ASPCA.

6-Uvas y pasas

Las uvas, las pasas, las sultanas y las grosellas son tóxicas para su perro. La ingesta de incluso una pequeña cantidad puede provocar una insuficiencia renal grave y aguda.

7-Aguacates

El hueso, la piel y las hojas de los aguacates contienen persina, “una toxina fungicida, que puede causar graves problemas de salud -incluso la muerte- en muchos animales”. Puede provocar vómitos y diarrea en los perros, advierte el AKC.

Los aguacates contienen persina, “una toxina fungicida, que puede causar graves problemas de salud -incluso la muerte- en muchos animales”. 
Los aguacates contienen persina, “una toxina fungicida, que puede causar graves problemas de salud -incluso la muerte- en muchos animales”.

8- Cebollas

Las cebollas son tóxicas para los perros, ya que contienen disulfuro de N-propilo, un compuesto que provoca la descomposición de los glóbulos rojos, lo que provoca anemia en los perros. La toxina provoca un daño oxidativo en los glóbulos rojos de su perro al adherirse a las moléculas de oxígeno de sus glóbulos rojos, reduciendo la capacidad de éstos para transportar oxígeno.

9-Ajo

El ajo, al igual que la cebolla, el cebollino y el puerro, forma parte de la familia de las plantas allium y es venenoso para los perros. El ajo es unas cinco veces más potente que la cebolla y algunos perros son más sensibles a él, entre ellos las razas japonesas como el akita y el shiba inu, señala la línea de ayuda para animales domésticos. Los síntomas pueden incluir encías pálidas, ritmo cardíaco elevado, debilidad y colapso

10-Café, té y otros productos con cafeína

Los granos de café, el té y los refrescos y bebidas energéticas pueden ser peligrosos para los perros.

“Las mascotas son más sensibles a los efectos de la cafeína que las personas. La ingesta de cantidades moderadas de café, bolsas de té o puede causar fácilmente la muerte en perros o gatos pequeños”, afirma el Pet Poison Helpline.

Los síntomas de intoxicación por cafeína incluyen “hiperactividad de leve a grave, inquietud, vómitos, taquicardia (frecuencia cardíaca elevada), hipertensión (presión arterial elevada), ritmos cardíacos anormales, temblores, hipertermia (temperatura corporal elevada) convulsiones y colapso”, señala el centro.

11- Chocolate

Las semilla de cacao contienen metilxantina
Las semilla de cacao contienen metilxantina

El chocolate, así como el café y la cafeína, contiene metilxantinas en las semillas de cacao, explica la ASPCA.

Y la ingesta de metilxantinas puede provocar vómitos y diarrea, jadeo, sed y micción excesivas, hiperactividad, ritmo cardíaco anormal, temblores, convulsiones e incluso la muerte de los perros. “Aunque algunos tipos de chocolate no son tan tóxicos como otros, es más seguro mantener a su mascota alejada de todos los tipos de chocolate”, advierte la Asociación Médica Veterinaria Americana

El chocolate negro es más peligroso que el chocolate con leche. El chocolate blanco contiene el nivel más bajo de metilxantinas, mientras que el chocolate de repostería tiene el más alto, añade la ASPCA.

12-Chicles y mentas

Los chicles, los caramelos de menta y otros productos que contienen xilitol, un edulcorante natural sin azúcar, son tóxicos para los perros.

“El xilitol puede provocar la liberación de insulina en la mayoría de las especies, lo que puede conducir a un fallo hepático. El aumento de la insulina provoca hipoglucemia (disminución de los niveles de azúcar). Los signos iniciales de toxicosis incluyen vómitos, letargo y pérdida de coordinación. Los signos pueden progresar a convulsiones. Las enzimas hepáticas elevadas y la insuficiencia hepática pueden observarse en pocos días”, explica la ASPCA.

(Shutterstock)

13-Tomates

Las hojas y las partes verdes de los tomates pueden ser peligrosas para los perros. El AKC señala que los tomates pertenecen a la familia de las hortalizas de solanáceas, lo que significa que las plantas contienen algunos componentes que son perjudiciales para ciertos animales, como la solanina. La solanina, una sustancia que se encuentra en el tallo y las hojas del tomate y otras plantas afines, es perjudicial para los perros en grandes cantidades.

14- Papas

Las papas crudas y las plantas de papa pueden ser peligrosas para los perros porque también contienen solanina. Las patatas forman parte de la familia de las solanáceas. Las plantas de esta familia “se consideran tóxicas y los frutos inmaduros que aún no han madurado contienen las mayores concentraciones de las toxinas y deben evitarse”, señala la Línea de Ayuda contra el Envenenamiento de Mascotas.

15- Levadura

El consumo de levadura, que se encuentra en la masa de pan sin hornear, puede poner en peligro la vida de los perros.

La masa de levadura puede subir y hacer que se acumulen gases en el interior del perro, lo que hace que el estómago se hinche y pueda retorcerse

16-Leche y otros productos lácteos

La leche puede ser segura para los perros en pequeñas cantidades. Sin embargo, “como los animales domésticos no poseen cantidades significativas de lactasa (la enzima que descompone la lactosa de la leche), la leche y otros productos lácteos les provocan diarrea u otras molestias digestivas”, señala la ASPCA.

17-Agua de coco

El agua de coco tiene un alto contenido de potasio y no debe dársele a su mascota. La pulpa y la leche de los cocos frescos contienen aceites que pueden causar malestar estomacal, heces blandas o diarrea.

18-Nueces

Las nueces pueden causar debilidad, depresión, vómitos, temblores e hipertermia en los perros. Los síntomas se manifiestan en las 12 horas siguientes a la ingesta y pueden durar entre 24 y 48 horas, señala la ASPCA.

19-Almendras

Las almendras son peligrosas para los perros, ya que pueden obstruir el esófago o incluso desgarrar la tráquea si no se mastican completamente. “Las almendras saladas son especialmente peligrosas porque pueden aumentar la retención de agua, lo que es potencialmente mortal para los perros propensos a las enfermedades del corazón”, señala el AKC.

20-Semillas de mostaza

Las semillas de mostaza pueden ser venenosas para los perros, advierte la Sociedad Humanitaria de EE.UU.Contienen “compuestos tóxicos que pueden provocar gastroenteritis, la inflamación del estómago y/o del tracto intestinal”, según Rover.com, la “mayor red mundial de cuidadores de mascotas y paseadores de perros de cinco estrellas”.

21- Hongos

Aunque sólo un pequeño porcentaje de las especies de hongos de EE.UU. se consideran tóxicos, los que lo son pueden causar algunos síntomas graves e incluso la muerte. “Dependiendo del tipo/especie de seta ingerida, pueden verse afectados varios sistemas orgánicos generales: gastrointestinal (por ejemplo, vómitos, diarrea), sistema nervioso central (por ejemplo, ataxia, temblores, convulsiones, alteraciones visuales, agresividad, desorientación), hígado (por ejemplo, vómitos, heces negras y alquitranadas, aumento de los análisis de sangre de las enzimas hepáticas, insuficiencia hepática), riñón (por ejemplo, anorexia, vómitos, sed o micción inapropiada, insuficiencia renal)”.

22-Carne y huevos crudos y poco cocinados

La carne y los huevos crudos pueden contener bacterias como la salmonela y la e. coli, que pueden ser perjudiciales para los perros. Los huevos crudos también contienen una enzima conocida como avidina que disminuye la absorción de biotina (una vitamina B), lo que puede provocar problemas en la piel y el pelaje, señala la ASPCA.

23- Alimentos salados

“Grandes cantidades de sal pueden producir sed y micción excesivas, o incluso intoxicación por iones de sodio”, advierte la ASPCA. Por ello, deben evitarse los aperitivos salados, como las patatas fritas, las galletas saladas y las palomitas de maíz saladas. Los signos del consumo excesivo de sal en los perros pueden incluir vómitos, diarrea, depresión, temblores, temperatura corporal elevada, convulsiones e incluso la muerte, señala la ASPCA.

24-Ruibarbo

El ruibarbo contiene oxalatos de calcio solubles y puede ser tóxico para los perros. Los oxalatos de calcio solubles están presentes en diversos grados en todas las partes de la planta. Cuando las sales solubles de oxalato se absorben en el tracto gastrointestinal, se unen al calcio del organismo, lo que provoca una caída repentina del mismo. En raras ocasiones, puede observarse una insuficiencia renal aguda por la ingestión de plantas o frutas que contengan estos cristales de oxalato solubles.

25-Medicamentos para humanos

Shutterstock

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. advierte que los medicamentos destinados a las personas o a otros animales domésticos no deben administrarse a los perros a menos que lo indique su veterinario. “Por ejemplo, los antiinflamatorios no esteroideos para personas, como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, pueden no ser adecuados para su mascota e incluso pueden ser perjudiciales”, señala la FDA.