Los ataques rusos en Ucrania han causado ya los primeros muertos, según fuentes ucranianas, mientras Moscú asegura que no ataca ciudades y que no existe amenaza para la población pacífica.

En las primeras horas desde la irrupción de fuerzas rusas en varios enclaves ucranianos se han registrado ocho víctimas ucranianas y medio centenar de soldados rusos, según fuentes de Kiev, aunque otros medios reportan hasta 40 muertos.

Así, el asesor del Ministerio del Interior, Antón Gueraschenko, cifró en ocho los muertos de distintas edades, incluidos mujeres y menores, en diferentes puntos de regiones como Odesa, Donetsk y Dniepropetrovsk.

RUSIS ATACÓ NUEVE REGIONES UCRANIANAS

Además, el Centro de Comunicaciones Estratégicas y Seguridad Informativa de Ucrania aseguró el jueves que su Ejército recuperó la ciudad de Shchastia en la región de Lugansk, y aniquiló a cincuenta soldados rusos.

“Shchastia fue recuperada tras el ataque del agresor ruso. Durante el intento de ataque el equipamiento enemigo fue destruido y unos 50 enemigos murieron, anunció la entidad en su cuenta de Facebook.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que las Fuerzas Armadas del país no están atacando ciudades ucranianas en el curso la “operación militar especial” lanzada por el presidente Vladimir Putin.

“Las Fuerzas Armadas de Rusia no atacan ciudades de Ucrania. No hay ninguna amenaza a la población pacífica”, señaló Defensa en un comunicado.

Los militares rusos indicaron que se emplean armas de alta precisión contra infraestructuras militares, baterías antiaéreas y bases aéreas ucranianas.

“Según datos de inteligencia, las unidades y militares de las fuerzas armadas ucranianas abandonan masivamente sus posiciones indicó Defensa, que recalcó que los lugares donde las fuerzas ucranianas han depuesto las armas no son sometidos a ataques.

El ejército ruso dijo que el armamento apunta a bases aéreas ucranianas, activos de defensa aérea y otra infraestructura militar.

Agregó que las declaraciones de la parte ucranianas sobre las pérdidas de aviones y blindados por el ejército ruso son una “completa mentira”.

El Ejército ruso atacó el jueves nueve regiones ucranianas, en su mayoría infraestructuras militares, aeropuertos y aeródromos.

Ivano-Frankivsk, Jmelnitsky, Chernígov, Járkov, Kiev, Odesa, Nikolaev, Jerson, Kramatorsk son esas zonas.

De esos objetivos rusos, el único que se encuentra en el Donbás es la ciudad de Kramatorsk, considerada la base militar ucraniana en la región de Donetsk.

Además, Odessa es la base más importante de la flota ucraniana del mar Negro y Jerson es la región limítrofe con la península ucraniana de Crimea.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenskyy, ordenó el jueves a su Ejército causar “las mayores pérdidas posibles al invasor” ruso tras los ataques contra territorio ucraniano ordenados por el jefe del Kremlin, Vladímir Putin.

“El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania ordenó causar las mayores pérdidas posibles al invasor”, informó el Ejército de Tierra en un comunicado.

Además, Kiev ha hecho un llamamiento a las armas a los voluntarios de las Unidades de Defensa Territorial ante el inicio de la operación militar rusa ordenada este jueves por el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

“Ucrania ha entrado en modo de defensa total. Cualquiera que esté listo y sea capaz de sostener un arma puede unirse a las Unidades de Defensa Territorial en su región”, anunció esta formación militar en su página de Facebook, al dar un listado de las direcciones de todos los centros de reclutamiento del país.

Las condenas de la comunidad internacional al ataque ruso fueron inmediatas en las primeras horas tras la intervención militar y se intensifican los contactos entre gobiernos para afrontar la situación.

En este contexto, otra de las grandes potencias, China, pidió “mantener la calma” para “evitar que la situación se salga de control” tras el ataque ruso.

“China está siguiendo de cerca los últimos acontecimientos en Ucrania. Pedimos a todas las partes implicadas que mantengan la calma para evitar que la situación se salga de control”, indicó la portavoz de Exteriores Hua Chunying en rueda de prensa.

Horas antes, el embajador chino ante Naciones Unidas, Zhang Jun, comentó ante la última reunión del Consejo de Seguridad que el país asiático cree que “la puerta para una solución pacífica de la crisis ucraniana todavía no se ha cerrado por completo”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER